miércoles, 19 de febrero de 2014

CORSOS VIOLENTOS: EN EL CLUB SUD AMERICA DE WILDE HUBO INCIDENTES

EN LOS TRADICIONALES CORSOS, EN VEZ DE HABER ESPÍRITU FESTIVO, EL ESPÍRITU FUE DE GUERRA. PATOTA INTENTO INGRESAR POR LA FUERZA SIN PAGAR. video y fotos.


AGENCIA EN LA MIRA NOTICIAS- Fotos Martin Caruana





Lejos quedaron los tradicionales corsos, donde la familia a pleno solía disfrutar de las comparsas y murgas, al ritmo del rey momo. Hoy parece haberse transformado en un verdadero campo de batalla de bandas o patotas, que se identifican con tal o cual barrio de Avellaneda y saldan en grandes bataholas sus rivalidades.

Durante el ultimo fin de semana, en el Club Sud America de Wilde, ubicado en la Avenida Fabian Onsari y su intersección con Cangallo, se llevo a cabo- como en los últimos años-, el "Corso de la Familia", donde se improvisa un escenario, en el medio de la cancha de fútbol de 11 y en los alrededores del gran predio verde.

Quizás la seguridad fue desbordada en su capacidad, pero lo cierto es que una veintena de jóvenes, en su mayoría alcoholizados, pretendió ingresar por un perímetro lateral, haciendo vencer la reja sobre Avenida Onsari y así poder disfrutar del espectáculo tropical, sin abonar.

Ello generó el repudio de toda la gran cantidad que estaba en la cola, que aun pugnaba por ingresar, para abonar un valor de la entrada que superaba los $100. "Los de la cola insultaron a éstos que se querían colar y ahí se armo" contó un joven a este medio.

Después uno en "cueros", quería boxear a otro joven que lo quería contener, con tan mala suerte para el primero, que el joven era nada menos que un policia de civil, quien se "saco" y comenzó forcejeo con el exaltado "colero". Luego de unos minutos llego el refuerzo policial con dos camionetas, y la paz se hizo presente.

El otro punto a tratar, son las quejas de los vecinos de Avenida Onsari, que deben soportar ruidos molestos toda la noche, coches estacionados en la puerta de su garage, sin contar a la salida, la rotura de vidrios de botellas y el insoportable olor nauseabundo de los frentes orinados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario