miércoles, 10 de febrero de 2016

Un jubilado murió de un infarto durante un asalto en Lanús



La víctima, de 72 años, fue sorprendida mientras dormía con su esposa. Sus vecinos reclamaron seguridad.


Protesta. Vecinos de la víctima se juntaron para pedir más presencia policial en el barrio.

Miércoles 10/02/16- Multimedio ENLAMIRA.

El matrimonio se olvidó un portón abierto. El descuido fue aprovechado por al menos cuatro asaltantes que sorprendieron a la pareja mientras descansaba. La pesadilla duró uno pocos minutos. Los investigadores creen que no hubo golpes o violencia desmedida. De todas maneras, todo terminaría en una tragedia: una de las víctimas tuvo un infarto y murió.

El hecho sucedió ayer a la madrugada, en un chalé ubicado en Guillermo Gaebeler al 1900, casi esquina Ituzaingo, en pleno centro de Lanús Este. La víctima fue identificada como Angel Roberto García, un jubilado de 72 años. 

Según informaron a Clarín voceros del caso, los ladrones ingresaron a la casa mientras los dueños estaban durmiendo. Unos pocos minutos más tarde, escaparon con algo de dinero y electrodomésticos. “Se llevaron la jubilación, no mucho más”, aseguró una fuente.

Según otro vocero, el matrimonio fue víctima de una golpiza. Luego de irrumpir en el chalé, alrededor de las 0.20, los asaltantes ataron a la mujer, de 69 años, a una silla en el primer piso. Lo mismo hicieron con  su marido, pero en la planta baja.

Luego, se pusieron a pasear por la casa. Además de agarrar plata, los ladrones también se llevaron una computadora portátil.  Los peritos trabajaron durante varias horas en busca de rastros y la causa que instruye el fiscal Guillermo Fernández, de la UFI N° 11 de Lomas de Zamora, quedó caratulada como “robo con homicidio resultante”. Ayer se realizaron al menos diez allanamientos, pero hasta anoche no había resultados.

“Estamos avanzados para detener a quienes hicieron esto. La mujer logró desatarse y salió desesperada en busca de su marido. Hizo algunos intentos por reanimarlo o resucitarlo, pero ya era demasiado tarde. El hombre no aguantó y murió en ese mismo momento. Están revisándose cámaras y buscando reconstruir hacia dónde escaparon”, contó una fuente a Clarín. 

Ayer, varios vecinos se reunieron a dos cuadras del lugar del hecho para reclamar seguridad. Denuncian que hay muchos robos y que ven pocos policías en la calle. “Hace nueve años que venimos reclamando. Hicimos marchas durante todos los viernes frente a la municipalidad. Reclamamos que nos den botones antipánico, pero sólo aprobaron uno. En su momento, tras un crimen a pocas cuadras de la Departamental, habían puesto gendarmes, pero los sacaron poco después”, dijo una vecina a TN.

La queja se repitió en todos los testimonios y fue resumida por una jubilada. “Yo no salgo a la calle por miedo. Si entran a mi casa que se lleven todo, pero que no me maten”, suplicó.

Fuente: Clarin

No hay comentarios.:

Publicar un comentario