martes, 26 de abril de 2016

AVELLANEDA: ESCANDALO POR LA OBRA EN DONDE SE PRODUJO EL DERRUMBE

ESCÁNDALO: EL MINISTERIO DE TRABAJO HABÍA SUSPENDIDO DOS VECES LA OBRA DERRUMBADA EN AVELLANEDA

La Superintendencia había detectado riesgo de caída en altura y riesgo eléctrico.
La Superintendencia de Riesgos del Trabajo puso a disposición de la Justicia de Lomas de Zamora las actuaciones que había realizado ese organismo en la obra de Avellaneda donde hace dos semanas se produjo un derrumbe y en donde falleció un obrero y otros cuatro resultaron heridos.

La presentación fue realizada la semana pasada en la UFI N°3 de Lomas y lleva la firma de Gustavo Morón, actual Superintendente de Riesgos del Trabajo. Allí la Superintendencia detalla que el primer día de abril se procedió a la suspensión de tareas en la obra, a cargo de la constructora Domo SRL, al detectar los inspectores del organismo riesgo de caída en altura y riesgo eléctrico.
Según fuentes judiciales, en el primer caso faltaban barandas perimetrales en entrepiso, no se utilizaban arnés de seguridad en la losa de primer piso, y faltaba la denominada ‘línea de vida perimetral’. En cuanto al riesgo eléctrico la Superintendencia había comprobado la falta de disyuntores eléctricos y puesta a tierra. Todo quedó asentado en el acta 75.661.
Tras esa inspección, el organismo del ministerio de Trabajo volvió a realizar una nueva inspección siete días más tarde. El 8 de abril, según consta en el acta 77.655, la Superintendencia volvió a inspeccionar la obra y mantuvo la suspensión por los motivos antes señalados. Y todo lo actuado se compendió en el expediente SRT N°28193/16.
Mientras se esperan los peritajes del siniestro ocurrido a metros del shooping Alto Avellaneda y a dos cuadras de la municipalidad, la oposición acusa al intendente Jorge Ferraresi de no controlar las obras.
Desde el municipio se niegan a detallar cómo fue aprobada la obra, qué controles hubo en la etapa previa y durante los trabajos, y cómo fue que el operario fallecido terminó una hora atrapado entre los escombros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario