lunes, 7 de noviembre de 2016

"Con la última lluvia salía agua de la corriente de luz"

Así aclaró Guillermo Ortolani profesor de artes corporales y música de la escuela N°23 de Quilmes donde la problemática es cosa de todos los días.

Debido a las últimas lluvias fuertes que sucedieron en la ciudad de Buenos Aires se agravo la situación de la infractucturas del colegio.

La escuela literalmente se cae a pedazos con paredes que se caen, tomas corrientes donde agua, un total abandono por parte del concejo escolar y la municipalidad de Quilmes

Debido a estos problemas los padres cansados de esta situación, decidieron tomar la última opción que fue cortar las intercepciones de las avenidas Vicente López y La Madrid

Medios locales que se hicieron eco a esta problemática se logró que la jefa distrital Laura Bressi se acercó al establecimiento para poder llevar una solución.

Esperemos que esta solución llegue a esta escuela que sufre sin poder dictar clases desde el martes pasado. Esto es otro anti bajo del niño minado del Presidente Mauricio Macri, Martiniano Molina donde denota una clara falta de gestión. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario