jueves, 4 de mayo de 2017

LA TRAFFIC BLANCA, EL NUEVO VIEJO DE LA BOLSA




Aquí en el conurbano sur, de tanto en tanto y ayudado por la propagación de las redes sociales y WhatsApp, vuelve la psicosis por la famosa Trafic blanca. ¿Es un mito urbano o una amenaza real?


Hace mas de 12 años que somos trabajadores de prensa en zona Sur del conourbano. Recibimos a diario casi 300 mensajes de vecinos, el contenido de la información es variada,  es información de "primera mano" .

Ultimamente es acrecentó el rumor acerca de una Trafic blanca, que  realizaba secuestros a niños y adolescentes para "robarles los órganos". Esta información volvió a ser viralizada a principios del mes de abril por las redes sociales.

Se propagó esta terrible información, que habla sobre una supuesta banda de traficantes de órganos,  que operaría por barrios de zona Sur, entre otros Solano, Wilde y Chingolo.

Fue fácil reconocer, desde nuestro punto de vista, "operaciones del miedo”, sin dudas generadas y difundidas por sectores contrarios al gobierno provincial de Vidal, que quizás asocian el caos, como sinónimo de cosecha de votos para la próxima elección.

Esta "campaña del miedo", tenia torpezas, como por ejemplo cuando nos llegaban a la redacción una foto de una menor, llamada Gisel,  supuestamente secuestrada en Lanús. Pero como nuestra alcance de difusión cubre varios municipios, al mismo tiempo nos llegaba la misma fotografía, pero con otro nombre y otro lugar del hecho. 

Evidentemente, esta información era generada por alguien de manera "genérica" y en cada distrito "la enmascaraban" con características propias de esos lugares.

Desde nuestro medio nos comunicamos, no con una, sino con varias autoridades de establecimientos educativos, tanto jardines de infantes como escuelas primarias y secundarias, incluso privadas, y en ningún caso,  en ninguno en más de 10 establecimientos educativos, se confirmó la presencia de algún tipo de denuncia real.

Hicimos lo propio, con cada una de las dependencias policiales,  donde gentilmente los titulares nos confirmaban,  que en ningún momento existió ni hubo ningún tipo de denuncia, que tenga que ver con autos relacionados a posibles secuestros de personas. "Imaginate si te secuestran a tu hijo, no vas a realizar la denuncia?”, justificaron con mucha razón los comisarios. 

También dialogamos con autoridades del Consejo Escolar de Avellaneda y el de Quilmes y tampoco tenían ningún tipo de denuncia al respecto, si en cambio,  habían recibido de manera masiva mensajes de texto o de WhatsApp con estas denuncias anónimas.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación confirmaron al Multimedia En la Mira que "la ministra está interiorizada del tema y muy preocupada por la cuestión, pero no hay en concreto, ninguna denuncia radicada y con veracidad hasta el momento".

A llegar los mensajes a nuestra redacción consultamos y realizamos una suerte de protocolo: ¿Qué persona te envío este mensaje? Preguntamos. Además solicitamos que nos envíen el número de teléfono de la persona damnificada, cosa que nunca ocurre, o se prodigan en excusas para diluir la cuestión.

Recibimos historias ficticias, muy bien elaboradas y relatadas con audios de WhastApp, -las cuales sinceramente- fueron incrementando su nivel de veracidad, incluyendo cada vez, más datos aportados.

En un primero momento, no lo hacían con datos certeros de esquinas, luego si. Daban nombres de calles donde hay establecimientos educativos, adjuntaban audios.

Hasta comenzaron a esforzarse y llamaban con voces angustiadas y relatos a veces muy creíbles. Cabe destacar que estás actuaciones de audio fingidos, en algunos casos, merecen un premio Martín Fierro a la actuación.

Algunas hipótesis de trabajo que tiene la policía,es que existen casos muy menores,  que se podrían tratar de vehículos de una fuerza de seguridad, que realizaría tareas de inteligencia encubiertas, pero esto es minimo y de un porcentaje menor, muy alejado del tema que nos ocupa ahora.

Igualmente, la misma fuente policial, nos recomendó decir a los vecinos algo muy claro: ante cualquier duda Llámen a la Comisaría o al 911, si observan un vehículo sospechoso.
            
La otra manera de evitar, que esto se propague, -ya que causa mucho temor y angustia en padres y allegados-, es no difundir el mensaje de audio o Whatsapp, si es que nos llegó de algún "grupo de padres" o de una persona que no conocemos. Nunca reenviar un mensaje con estas características.

Hablando con profesionales en seguridad, sostienen que "esto es una verdadera psicosis, que no se puede parar. Cada tanto aparece la Trafic blanca, agrega, como en algún momento era otro tipo de vehículo, un Bora negro o un utilitario Kangoo gris, es debido a la gran cantidad de estos vehículos que hay en la calle. Son muy populares".

Por otro lado, médicos y cirujanos afirman que "es un mito urbano, ya que es imposible, técnicamente, realizar operaciones de trasplante de órganos”.

Dentro de este mito y la psicosis que se genera, puede que esté relacionada "la Traffic blanca" de ahora, al ancestral "viejo de la bolsa", es decir meter un poco de miedo a los chicos (y no tanto), para que estén alertas y se cuiden.

No por esto vamos a dejar de extremar las medidas, que cada una de las familias y los establecimientos educativos y la propia policía, consideran necesarias.


 Pero no debemos dejar que el miedo nos gane. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario