lunes, 4 de septiembre de 2017

ESCUELAS PÚBLICAS: SÓLO LA MITAD DE LOS CHICOS TIENEN INGLÉS


Hay una fuerte desigualdad con las privadas, donde el 90% aprende el idioma. Los alumnos pobres son los que menos acceso tienen. Y una causa es la falta de profesores con título.

Pocas cosas son tan determinantes para medir la desigualdad educativa de un país como el acceso que tienen los alumnos a la enseñanza del inglés, tanto en la cantidad como la calidad de sus clases. Ya no hay discusión: el inglés es el idioma de estos tiempos y resulta difícil afirmar que hoy una persona está completamente alfabetizada si no domina adecuadamente ese lenguaje. Por eso son preocupantes los datos del último Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA, que muestran que la educación argentina sigue ampliando brechas y reproduciendo desigualdades. Allí se ve que mientras que la mitad de los alumnos de las primaras públicas (un 52,5%) tienen idioma extranjero en la escuela -el inglés es el principal-, en las privadas ese índice llega al 90% de los chicos.
La experta pone el acento en un dato más preocupante aún: cuando se analiza el déficit del inglés de acuerdo al origen social de las familias se ve que los chicos de los sectores muy bajo y bajo son los que menos inglés tienen en sus escuelas. “Esto muestra que la desigualdad no es solo entre chicos que van a escuelas públicas y privadas, sino que entre los que van a escuelas públicas también hay diferencias: los alumnos más pobres son los que menos inglés tienen”, dice Tuñón. Y agrega que, de esta manera, la Argentina no está cumpliendo con la ley de Educación Nacional de 2006, que establece que se debe garantizar “la enseñanza obligatoria de al menos un idioma extranjero” en las escuelas “dándole prioridad a los sectores más desfavorecidos”. Hoy se hace todo lo contrario.
La jornada extendida llega sólo al 8% de los alumnos de primaria en el país -de acuerdo a la UCA- y ese déficit atenta contra la enseñanza del inglés, porque en la mayoría de los casos es a contraturno cuando se da el idioma. “Los chicos de clase media suelen ir a institutos de inglés, pero los pobres por lo general no hacen nada fuera del colegio. Y hasta tienen pocas oportunidades de jugar en espacios públicos. La escuela es un lugar central en estos hogares”, dice Tuñón.
La enseñanza de inglés en las escuelas primarias públicas es muy desigual en la Argentina. Cada provincia tiene su propia normativa y mientras que en algunos distritos forma parte de la currícula desde primer grado hay otros en los que el idioma recién se introduce en la secundaria. El Barómetro de la UCA refleja estas diferencias. Mientras que en Capital el déficit de enseñanza de idioma en la primaria es del 12,2%, en el Conurbano es de 37,3% (más del doble). Y en el interior llega al 49%. Todos siguen el mismo patrón: mejoraron hasta 2013 y después sobrevino la “recaída”.
“Los gobiernos provinciales tienen la responsabilidad de definir el alcance, los ritmos y las modalidades de implementación de la enseñanza de idiomas”, dijeron fuentes del Ministerio de Educación nacional. Y agregaron que promoverán que haya “un avance sustantivo” en los próximos diez años.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario