domingo, 3 de septiembre de 2017

MURIÓ JOVEN RUGBIER POR FUERTE TACKLE EN PLENO PARTIDO


Gonzalo Castro, un jugador de la tercera división de la URBA, de 20 años, falleció tras sufrir un hundimiento de tórax en el encuentro de intermedia que disputaba su equipo, Berazategui RC, como visitante de Floresta RC por una acción de juego de parte de un adversario. Tras semejante noticia, el ambiente rugbístico nacional se conmovió y emitió diferentes mensajes de apoyo..
Lo que pareció una acción más de las tantas que ocurren en un partido de rugby, terminó desencadenando una muerte que todos lamentan.
Y fue la de Gonzalo Castro, de 20 años y jugador de la Intermedia de Berazategui Rugby Club, quien sufrió un paro cardiorrespiratorio mientras era trasladado en un auto particular a un hospital tras esperar, en vano, la llegada de una ambulancia.
Todo ocurrió mientras se enfrentaban, por la Intermedia, Berazategui RC ante Floresta RC en el complejo AEFIP, donde estos últimos hacen de local. En una jugada, Castro recibió un fuerte golpe en el pecho de uno de sus rivales (todavía resta determinar si fue un tackle o un cabezazo), por lo que tuvo que ser reemplazado para recibir asistencia.
En ese momento se llamó a una ambulancia (no llegó) y el médico Luis Quintana atendió al jugador, que se quedó mirando el partido a un costado de la cancha, aparentemente recuperado. Pero, una vez finalizado el juego, Gonzalo volvió a sentirse mal y con ganas de vomitar, repitieron el llamado a la ambulancia, que tampoco apareció y, como el joven comenzó a convulsionar, el doctor Quintana resolvió llevarlo al hospital en su camioneta.
En el trayecto, el jugador entró en paro cardiorrespiratorio y llegó fallecido al hospital Alberto Balestrini de Ciudad Evita donde, a pesar de las tareas de reanimación, no pudieron recuperarlo. “Estuve en el hospital con los padres de Gonzalo, los jugadores de ambos clubes y los dirigentes, acompañándolos en este mal momento que nos toca vivir. Haremos todo lo necesario para saber qué fue lo que le sucedió y desde la URBA deberemos seguir trabajando todos juntos para que una desgracia como ésta no vuelva a ocurrir”, declaró Patricio Roan, presidente de la URBA.
Un compañero recordó que a Castro "lo golpearon muy fuerte en el pecho y se empezó a sentir mal". Debido a esta situación: "lo atendió el médico que estaba en la cancha y llamaron a la ambulancia pero nunca llegó. Como se empezó a sentir mejor, se sentó en el banco de suplentes a ver el segundo tiempo, pero después de un rato empezó a convulsionar" recordó el joven que prefirió resguardar su identidad.
Por último este muchacho comentó: "Le agarró un paro cardíaco, llamaron de nuevo a la ambulancia que otra vez no llegó y cuando lo subieron a un auto y lo llevaron al hospital ya no lo pudieron salvar".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario