jueves, 19 de octubre de 2017

LA BARRA LOCA DE CFK



En el marco de la campaña electoral de Unidad Ciudadana que se realizó el pasado 16 de octubre, algunos barrabravas se presentaron en el cilindro de Avellaneda, uno de ellos fue Damián "El mudo", jefe que lidera una de las facciones de la hinchada de Dock Sud llamada Los Homeros, y también empleado del intendente del municipio local, quien el miércoles en la previa del partido de ante Armenia fue detenido por los efectivos policiales dos días después de haberse presentado al cierre de campaña liderado por la ex presidenta.


Durante el transcurso de la semana se habló mucho de los convocados que se presentaron en el acto de campaña del partido político liderado por Cristina Fernández de Kirchner.

Los nombres y fotos que revolotearon por las redes son los de Tati Chao, barra de Racing e implicado en una causa por la muerte de un hincha de Independiente; otro de ellos es Pablo Del Piero, barra VIP de la hinchada albiceleste, el "patovica" Pascale fue el encargado de manejar la seguridad del acto, y además se encuentra implicado por la muerte de un hincha del club vecino.



Otro de los barras que se encontraron en la tarde del lunes fue Gonzalo Pardo, quien junto a Patricio Mussi, intendente de Berazategui, posaron para la foto mostrando su fidelidad a "la jefa", al igual que Juan Francisco Sanchez Mateo quien posee el derecho de admisión.



Los barras de Racing que estuvieron a cargo de la seguridad del acto de Unidad Ciudadana tienen el mismo derecho que los anteriores por haber querido ingresar al cilindro con armas de fuego. No obstante a esto, se presentó el lunes "el volador" Camillieri, líder de la barra de GELP, también con los mismos derechos que los demás.



A todo esto, Máximo Kirchner se encontraba alentando a su madre desde el paravalancha mientras ella se encontraba en el vestuario sacándose fotos junto a algunos integrantes de la hinchada de racing con la camiseta 95 y algún que otro miembro cercano al "gordo huevo", que maneja el grupo de José C. Paz.



Cada integrante de la Guardia Imperial, La 95 y los Racing Stones recibieron $5000 por brindar sus servicios de seguridad, los cuales se les abonó fuera de la cuenta del alquiler del estadio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario