viernes, 20 de octubre de 2017

LA PRESIDENTA DE MADRES DEL DOLOR PRESENTÓ SU LIBRO EN LANÚS



Silvia Irigaray brindó una charla en la Casa de la Cultura ante una nutrida concurrencia en la que concientizó sobre la importancia de la donación de órganos y presentó su libro “Huellas”.

Silvia Irigaray conmueve desde su historia, desde su postura ante la vida y deja testimonio en “Huellas”, su libro. Silvia es la mamá de Maxi, uno de los chicos  de Floresta asesinado en 2001  en  la estación de servicio  de Gaona y Gualeguaychú. Pero también  es la Madre del Dolor, la que acompaña a otras personas que les toca vivir un trance similar al que ella padeció y es la mujer que está en campaña permanente por la donación de órganos.

Tras la tragedia, empujada por su barrio, Silvia decidió encarar la lucha más titánica de todas: hacer de este mundo, un mundo con amor. Y en medio de esa desgracia cotidiana que transita, porque todos los días revive su dolor, tuvo tiempo  para escribir un libro: “Huellas”,  que también regala.
Irigaray tardó un año en escribir Huellas, el libro en el que le cuenta  a Maxi, cómo siguieron las cosas luego de su muerte.
En su charla, Silvia contó el proceso que le llevó escribir el libro y por supuesto, una vez más levantó las banderas de la justicia, el amor y fundamentalmente de la importancia de la donación de órganos
“Hace 16 años que mataron a mi hijo. Y un día empecé a escribir unos borradores en homenaje a él, mirando su foto y no me quedé con ese dolor, no me hundí en la muerte”, contó la autora. Y luego agrego: “A todo el que pasa por ese dolor, quiero decirle que uno puede transformarlo, que con ese dolor uno tiene que hacer algo positivo”.
“A Silvia le tengo un cariño y un respeto muy especial,  es una mujer excepcional y abrir hoy la Casa de la Cultura para acompañarla es muy lindo”, expresó la secretaria de Cultura, Thelma Vivoni.
En el mismo sentido se pronunció el Intendente Néstor Grindetti : “Es importante aprender cómo se puede hacer vida desde el dolor más intenso”.
La Masacre de Floresta ocurrió el  29 de diciembre de 2001 en el barrio de Floresta, cuando el policía retirado, Juan De Dios Velaztiqui, mató a quemarropa a tres jóvenes dentro del minimercado de una estación de servicio, molesto por los comentarios que estos hicieron mientras miraban por televisión los sucesos que marcaron una de las historias más trágicas del país.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario