lunes, 20 de noviembre de 2017

LA "COSA NOSTRA" DEL CONURBANO PROFUNDO




El hombre K de Lanús Edgardo Depetris y dirigentes kirchneristas del conurbano, visitaron en los penales de Ezeiza y Marcos Paz, a sus compañeros detenidos, teniendo “códigos” y comportamientos similares, a los que  tenía la temida sociedad secreta criminal siciliana, la “Cosa Nostra”.



La cosa nostra es una sociedad secreta criminal siciliana desarrollado originalmente a principios del sigloXX en sicilia Italia. 

La “cosa nostra” es como se denomina la organización de la mafia de origen siciliano que tuvo  ramificaciones en todo el mundo,  mas que nada en Estados Unidos dónde en cada barrio, ciudad o hasta estado, era dirigida por una familia que está subdividida en rangos: desde simples “soldati” soldados, pasando por capos y consiglieris, hasta llegar el más alto estatus dentro de la familia “Capo di Tutti Capi”, que tenían los códigos no escritos de ir a visitar a los familiares caídos en desgracia en las cárceles o ayudar a familia si otro capo era asesinado.


El pasado viernes un grupo de dirigentes kirchneristas encabezado por Edgardo De Petris y el cuervo Larroque, visitaron varias cárceles donde tienen alojados a sus compañeros en Marcos paz y en el penal de ezeiza.

El cuervo Larroque , líder de la orga “La Campora” y mencionado en la causa del fiscal asesinado Alberto Nisman, sobre el intento de encubrimiento a los iraníes acusados del atentado a la amia,- y el devenido a lanusense Edgardo Depetris, diputado que asumió la banca del “jefe “ Néstor Carlos Kirchner, cuando éste paso al “oriente eterno” y de quien seguramente, sabría todos los secretos guardados bajo siete llaves, sobre la supuesta herencia y los millones de Néstor kirchner y Cristina.

La cosa nostra tiene similitudes en el Kirchnerismo, por el organigrama de la “famiglia”,  que utilizaban los capos de la mafia en sicilia Italia, cuando el jefe de una familia que caída en desgracia tanto sea herido, muerto o encarcelado, “ el consiglieri “y los demás miembros de la familia,  acudían a su ayuda y aportaban parte de lo robado para mantener a sus hijos y a su familia incluida las viudas que aparecían por allí.


Depetri y Larroque,  denunciaron desde la puerta de los penales, algo que es “de manual” al sostener que Julio De Vido -que para la justicia es uno de los miembros más encumbrados de una mafia organizada enquistada en el mismísimo poder durante el kirchnerismo-, en realidad son “detenidos ilegales y de manera irregular”, pero por numerosos testigos incluso arrepentidos y gente que “prendió el ventilador” continúan cayendo uno a uno los responsables, de la mayor saqueo y estafa económica al pueblo argentino, durante la década kirhcnerista: José López y el “ revoleo de los bolsos en el convento”, Julio De Vido con los barcos de gas fantasmas, coimas en obra publica y desvíos multimillonarios,  la tragedia de once y Jaime, las innumerables propiedades de Lázaro Báez y su estrecha relación con Cristina Fernández de kirchner y Néstor Kirchner.

Cabe aclarar, que no está mal acompañar a un amigo en desgracia,  pero cuando éstos se ufanan de tener verdaderos “códigos…. códigos tiene la mafia, como la mafia siciliana, como la “cosa nostra” pero en el conurbano profundo,  dónde cuidan más que nada, que el amigo o familiar detenido,  guarde silencio y “aguante”, hasta que aclare el panorama, mientras tanto contienen a su familia. Y de esto De Petri y algunos intendentes del conurbano como el de Avellaneda, se puso a disposición de la familia, para “lo que necesite”..no sea cosa que “il capo” hable..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario