martes, 10 de abril de 2018

ACCIDENTE EN LIMITE AVELLANEDA-LANÚS: VECINA AGRADECE AL SAME LANÚS



En “La voz del vecino”, Mónica agradece la rapidez con la que actuó el SAME del municipio de Lanús ante el socorro de vecinos accidentados. También pide que le coloquen un semáforo o reductores de velocidad entre la avenida Camino General Belgrano y la calle O'higgins.

El hecho ocurrió ayer en el límite entre Avellaneda y Lanús, en Camino General Belgrano y O'higgins. Se trata de un choque entre dos vehículos, donde uno de ellos era un remis que transportaba a un hombre y a su hijo.

"Cuando pasan los accidentes llamamos al 911 para que nos asistan del lado que sea” explica la vecina de Avellaneda, dando cuenta de que al estar entre dos municipios no sabe a cual de los ellos recurrir primero. 

“Ayer la ambulancia del SAME vino rapidísimo” menciona la mujer. Luego resalta que la “ambulancia de Avellaneda no llegó nunca”.

Tanto el niño como su padre, se encuentran fuera de peligro. La ambulancia les realizó los primeros auxilios y después los trasladó a la clínica de su obra social.

Mónica, quien presenció el accidente, relata que en esa zona "hubo choques de hasta 3 autos”. Y hace hincapié en que “Yo soy una de las más damnificadas porque en tres ocasiones se me metieron los autos en mi casa".

La solución a estos accidentes recurrentes es la colocación de un semáforo o reductores de velocidad. Sobre esto, Mónica afirma “Los dos municipios tienen que tener una persona encargada para ocuparse de poner los semáforos”. Y después remarca que “el semáforo es algo que necesitamos ya, porque todos los días tenemos entre dos y tres choques”.

"Este problema viene de años. Pasaron los años, los gobiernos y nunca se hicieron cargo" denuncia con indignación la vecina de Avellaneda. Minutos después añade “los municipios deben ocuparse de hablar con vialidad para poner los semáforos”.

“¿Hasta cuándo vamos a dejar que se accidente y muera gente?” dice la vecina damnificada. Tiempo atrás, “se metieron en mi casa dos autos que se prendieron fuego, y no pasó nada”.

Avanzando un poco más, comenta "No puede ser que una vecina haga los trámites cuando ellos son los que se deben ocupar". Ella averiguó acerca de la distancia necesaria entre semáforo y semáforo, y en base a eso pide desesperadamente que le coloquen un semáforo o reductores de velocidad, para terminar con los accidentes.   

Sobre el final afirma que “Con el señor Ferraresi hablé y le expuse el caso de nosotros y él hizo oídos sordos” .
ENTREVISTA COMPLETA


No hay comentarios.:

Publicar un comentario