jueves, 21 de junio de 2018

Mons. Frassia: Pedir a Dios que nos enseñe a tener paciencia


El obispo de Avellaneda-Lanús, Mons. Rubén Frassia, efectuó unas reflexiones sobre la base del pasaje evangélico en el que Jesús, hablando al pueblo mediante parábolas, se refiere al uso de la tierra y al saber esperar, tener paciencia para ver crecer lo sembrado. El obispo aconsejó pedir a Dios que nos enseñe a tener paciencia.



El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, efectuó en el programa radial Compartiendo el Evangelio, unas reflexiones sobre la base del pasaje evangélico en el que Jesús, hablando al pueblo mediante parábolas, se refiere al uso de la tierra y al saber esperar, tener paciencia para ver crecer lo sembrado. El obispo aconsejó pedir a Dios que nos enseñe a tener paciencia.

"Jesús nos habla de la semilla que crece, con todo lo que significa su tratamiento, como el uso de la tierra, el saber esperar, tener paciencia para que crezca", señaló el prelado, y agregó que "todo eso sigue siendo realidad al día de hoy. Luego, obviamente, la tecnología, las nuevas técnicas de tratamiento que siempre vienen bien, ayudan y una cosa no compite con la otra. Siempre, en la obra de Dios, en la creación, en la naturaleza, hay una conexión, un cuidado y una relación muy importante; también hay una desproporción: Dios es Dios y el hombre es el hombre".

"El hombre -advirtió monseñor Frassia- puede descubrir muchas cosas y debe hacerlo, pero siempre ante Dios tiene que haber el reconocimiento, el respeto, la aceptación. Pensemos en el campo de la medicina, de la ciencia, de la tecnología. Dios no compite con nadie, no rivaliza; somos nosotros los que pretendemos endiosar lo que uno produce o apropiarnos de lo que hemos recibido. Debe haber una relación, pero también una integración y una sana subordinación".

"Pidamos a Dios -propuso monseñor Frassia- que nos enseñe a tener paciencia. Paciencia con nosotros mismos para que la semilla siga creciendo. Paciencia con los demás, paciencia en la sociedad, paciencia con cosas de la Iglesia. Debemos tener una paciencia que no es cruzarnos de brazos, es una paciencia que está sostenida por la confianza; confianza que es importante tenerla y alimentarla; creer en la Palabra de Dios, en los sacramentos, creer en Cristo presente en la Eucaristía. Dar frutos y no apagar el espíritu jamás".+

No hay comentarios.:

Publicar un comentario