miércoles, 29 de agosto de 2018

DÍA DEL ABOGADO: "HAY QUE TENER UNA GRAN VOCACIÓN SOCIAL"

Dr Marcelo Gutovich

En 1958 la Federación Argentina de Colegios de Abogados decidió homenajear a Juan Bautista Alberdi, uno de los más brillantes juristas argentinos, instaurando el 29 de agosto, día de su nacimiento, como Día del Abogado.


Por este motivo entrevistamos a Marcelo Gutovich, abogado y titular del Centro de Acceso a la Justicia de Avellaneda. Charlamos acerca de la actualidad de la profesión y su significado en la vida social.


Abogacía encabeza el ranking de las carreras con más inscriptos en Argentina, casi duplicando a la segunda. Esto fue siempre así, pero la realidad de la profesión ha cambiado: “Antes era menos la cantidad de abogados: un abogado era un semidiós. Hoy ya no es así, somos un laburante más”, observa Gutovich. Y el título de abogado tampoco alcanza por sí solo para ser un buen profesional: “Salen nuevas temáticas todo el tiempo. Todo el tema de la informática, por ejemplo. Son especialidades nuevas que tenemos que ir aprendiendo”. La actualización constante es necesaria para ejercer en una sociedad que cambia vertiginosamente: “No paramos de estudiar”, detalla.


Para el común de la gente un aspecto cuestionable de la profesión es la defensa de quien transgrede la ley: “En el Centro de Acceso a la Justicia atendemos tanto a víctimas como a victimarios. No podemos hacer distinción, tenemos que atender absolutamente a todo consultante que venga”, explica Gutovich. El rol del abogado no es solamente liberar de toda acusación: “Cuando una persona no tiene un abogado, se la acusa de otros delitos que quizás no cometió. Al tener un abogado se tiene la seguridad de que esa persona va a pagar estrictamente por los delitos que sí cometió”.


Sobre la dimensión social de la abogacía: “Cuando una persona tiene un problema de la índole que sea, eso le afecta la parte social. Hay que tener una gran vocación social para acomodarle la vida. Recién después viene la parte jurídica”.


Sobre los abogados mediáticos, un fenómeno actual: “Se puede ser mediático y ser un excelente profesional o un mal profesional. Es una elección de vida”. Aclara Gutovich: “A lo mejor al abogado le sirve para conseguir más clientes, pero muchas veces queda expuesta la persona en determinadas situaciones. Es mejor bajarle el perfil a la causa en esos casos”.

Escuchá la entrevista aquí:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario