miércoles, 19 de septiembre de 2018

MARIANA LÓPEZ: "HAY QUE RESPETAR EL CRECIMIENTO DEL BEBÉ Y EL CUERPO DE LA MAMÁ"

Mariana con el equipo de En La Mira

Mariana López es de Lanús Oeste es Consultora de Porteo Ergonómico, que se ocupa de llevar a los bebés de manera segura en un portabebé preparado para el cuerpo del bebé y la mamá.

Mariana es mamá hace un año y medio.

“Mi suegra se fue de viaje y me trajo una quepina, que usan en el norte, y ahí empecé a investigar”, nos cuenta Mariana. La quepina es un manto cuadrado de poco más de un metro de lado que se anuda y puede usarse de frente, al costado o en la espalda. Se hace en telares y se importa de Perú o Bolivia. Así Mariana entró al mundo del porteo ergonómico.

“Encontré información en un grupo de facebook llamado 'Crianza en Brazos', que también tiene una escuela donde te podés formar en cuatro meses”. Así conoció el fular y la bandolera de anillas, que pueden cargar desde bebés recién nacidos hasta que llegan a los 20kg. El fular es el portabebé ergonómico más simple, que va anudado y puede ser corto, largo, elástico, y permite llevar a la criatura en cualquier posición. La bandolera de anillas incorpora al diseño del fular dos anillas metálicas o de aluminio y es el que Mariana lleva en la foto de arriba.



“Siempre hay que acordarse de respetar el crecimiento del bebé y el cuerpo de la mamá, que recién ha parido”, recomienda Mariana. “Todos conocemos la mochilita que termina en forma de calzón. El bebé ahí va colgado. Es antinatural.” Este artículo, de amplia difusión, exige una postura forzada del bebé y no permite el contacto con la piel, además de que está hecho con materiales no testeados. “En Argentina no están reguladas las cosas para bebés. En el mundo entero las mochilas están prohibidas.”


MAMÁS PRIMERIZAS

“La mamá primeriza siempre tiene miedo de abrirle mucho las piernitas, pero el bebé tiene que quedar en posición ranita, las rodillas siempre sobre la cola. Lo ideal es que siempre lo hagas con alguien que te asesore”, sugiere Mariana. Además siempre está el temor de que la tensión de la tela no sea la adecuada, que quede muy flojo y se suelte o que apriete demasiado. “Siempre tienen que estar con las vías aéreas libres, ropa cómoda, para mamá y bebé, pantaloncitos con pie no, que esté limpio, que haya comido, nada que lo pueda molestar.”

“Recomendamos que mientras el bebé sea recién nacido vaya adelante. Y después de un tiempo, con práctica, lo podés llevar en la espalda”, cuenta con respecto a cómo vemos que cargan sus bebés en otras culturas. “En los pueblos del África el bebe recién nacido va en la espalda porque enseguida las madres tienen que retomar su actividad.”

“En octubre es la semana mundial del porteo. Se van a organizar muchas actividades y seguro van a encontrar un taller para ir”, nos recomiendo Mariana.


Escuchá la entrevista completa aquí:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario