martes, 23 de octubre de 2018

SILVIA, TÍA DE PABLO: "DESPUÉS DE REDUCIDO LE SIGUEN PEGANDO"



Silvia es la tía de Pablo, el menor golpeado por la policía en el video que se hizo viral el viernes.


“Ayer en la tarde el hermano lo pudo ver por gestión de la Comisión Provincial por la Memoria y Derechos Humanos, porque no lo había visto ningún familiar desde el momento que lo trasladan”, nos cuenta Silvia. Pablo fue revisado por un médico legista el día que entró a la comisaría y después no tuvo otra revisión.


EL INFORME POLICIAL
La versión de la policía es que hubo una persecución y tiroteo para detener a dos delincuentes que había robado un auto. Llegan a este lugar en la zona de la ex IAPI y detienen a Pablo, que no se resiste tal cual se ve en el video.


INNECESARIO
“Él se esconde asustado de las balas”, agrega la tía. “Lo que pensamos es que no es una detención legal, porque la intención es la de matarlo. No se explica por qué le pegan con un fierro en la cabeza. Después de reducido, esposado, le siguen pegando. Él no tiene arma y además no sabe manejar autos”.


LOS HECHOS
Silvia repasa los hechos del día de la golpiza. “Él salio 11:40 de mi casa. 1:10 nos vienen a avisar que lo llevan en un patrullero, ensangrentado. Yo soy la primera que se acerca a la comisaría, pensando que le robaron. Me desespero porque él tiene convulsiones. Llegué a la comisaría y lo primero que me dicen es que no me preocupe, que lo habían agarrado robando un auto, que se tiroteó con la policía, etc., pero todo de mala manera. Lo que yo quería saber era dónde estaba y si lo habían llevado a algún hospital”.


EL VIDEO
En un primer momento no se sabía que había registro del accionar policial. “Los vecinos empezaron a acercarse y a decir que la policía le pegó. Ahí es donde nos empezamos a desesperar. Estuve en la comisaría desde que nos avisan hasta las 2 de la madrugada, cuando lo trasladan. Vuelvo a mi casa, empieza a circular la versión de que había un video. Otro vecino salió a caminar hasta que consiguió el video, preguntando casa por casa. Nos trae el video a nosotros. Vemos el video, indignados porque el caradura que le pisa la cabeza es el mismo que nos dice 'Se habrá caído'”.




EN LA COMISARÍA
El maltrato no termina en el momento de la captura. “Después mi sobrino, en la comisaría, esposado, venían los mismos policías de la 7ma y se sacaban fotos con él y le golpeaban la cabeza. Lo estábamos grabando por una ventanita. Todavía no lo presentamos pero lo tenemos.”


¿UNA AMENAZA VELADA?
Además, otro integrante de la comisaría intervino para empeorar las cosas. “El segundo de la comisaría nos dijo: 'ustedes no nieguen una realidad porque el chico tarde o temprano va a terminar en un zanjón'. Me parece que no corresponde.”


VECINOS DISCONFORMES
Los vecinos de la zona no están conformes con el desempeño de la 7ma. Además de la falta de patrulleros y demoras en atender las llamadas, varias veces se negaron siquiera a recibir denuncias. En este caso de abuso policial son muy pocos quienes aceptan salir de testigos por temor a las represalias.

EL PROCESO
“Ahora depende todo de la jueza”, afirma Silvia. “Si él está detenido y si decidieron detenerlo es por el informe que hace la comisaría. Hoy van a definir si queda detenido y cómo queda la causa. Estamos en el juzgado por ese tema.”

Escuchá aquí la entrevista completa:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario