jueves, 8 de noviembre de 2018

GISELLE LOPES, DE GAELLE: "JAMÁS PENSAMOS EN VACIAR LA EMPRESA NI QUEBRAR"





En La Mira escucha las dos campanas del conflicto de Gaelle. Giselle Lopes, hija de José Lopez, que fundó la empresa en 1982, habló sobre los detalles que llevaron a la toma de la empresa por parte de un grupo de trabajadores.

LA EMPRESA
"Somos una empresa familiar y estamos hace 54 años en el mercado", cuenta Giselle Lopes. Su padre trabaja en el rubro desde los 16 años. Desde los 90, la actividad de la marca es mixta, con una parte mixta y otra de importación. "Es muy difícil producir 100% nacional en un mercado tan competitivo como es el del calzado deportivo."


EL CONFLICTO
En situación de crisis económica y consumo en retracción, la empresa decidió pagar el aguinaldo en tres cuotas mensuales para no arriesgar el pago de sueldos y quincenas. El 26 de junio la parte administrativa acordó esta modalidad de pago pero el plantel fabril no; el 10 de julio empezaron una huelga de 11 días hábiles que llevaron a una conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo. La empresa se comprometía a no despedir ni sancionar y los trabajadores a seguir produciendo. "En conciliación obligatoria estuvieron trabajando en un 10 ó 15% de lo que debían hacer", asegura Lopes. "Tuvimos que despedirlos pero con una justa causa." Todo está documentado como corresponde.
"Se despidieron 63 trabajadores y algunos reincorporamos."

BLOQUEO A LA PLANTA
"El día 11 de septiembre arrancaron la protesta en la parte administrativa de la calle Mario Bravo, y después con un acampe bloqueando el egreso e ingreso y la planta fabril", sigue relatando Lopes. La toma no fue pacífica. "De hecho hubo violencia, hubo acoso, roturas a los autos, tiraban piedras, bastante vandalismo." El conflicto también interesó a agrupaciones que ven la oportunidad para el rédito. "Están acompañados por grupos políticos y organizaciones sociales", señala Lopes.

TOMA DE LA FÁBRICA
"El lunes a la noche ingresaron a la propiedad. Tenemos gente protestando adentro y afuera". La preocupación es retomar el control de la fábrica y evitar actos de sabotaje o vandalismo. "Pedimos que abandonen el acampe porque esto no se puede resolver ahí."

¿VACIAMIENTO?
Giselle Lopes enfatiza el hecho de que se trata de una empresa familiar sin otra actividad que la de la marca Gaelle. "Jamás pensamos en vaciar la empresa o quebrar", como argumenta el sector obrero liderado por el delegado Jorge Villalba. "Hemos trabajado muchísimo en la marca, para poder hacerla crecer y darle trabajo a cada vez más gente."

Escuchá aquí la entrevista completa:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario