miércoles, 7 de noviembre de 2018

MOLINA RECORRIÓ UNO DE LOS NUEVE CENTRO DE ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD QUE YA ESTÁN EN OBRA POR LA RED AMBA




En Bernal Oeste



En Quilmes habrá 29 salas. De visita por Cañada Gaete, donde se trabaja intensamente para su refacción, el intendente definió al programa como “el más importante de la historia de la provincia de Buenos Aires”.


En el marco del desembarco de la Red AMBA en Quilmes, el intendente Martiniano Molina visitó hoy el Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) Cañada Gaete en Bernal Oeste, que está en pleno proceso de refacción y beneficiará a cerca de 7.000 vecinos que podrán acceder a una mejor atención. En el distrito, con este programa de salud pública, ya se está trabajando en la puesta en valor y ampliación en nueve de los 29 CAPS que integran el plan.

“Me enorgullece ver el avance de este programa de fortalecimiento del primer nivel de atención de la salud pública que es un claro ejemplo del Estado presente, al servicio de la gente, que da respuesta real y efectiva a sus necesidades”, sostuvo el jefe comunal al tiempo que agradeció el “apoyo permanente” del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal para “poner a Quilmes de pie”.

Y apuntó: “Estamos frente al programa de salud más importante en la historia de la provincia de Buenos Aires. Los centros de salud en los barrios funcionan como la primera ventanilla de atención a la que recurren los vecinos y por eso es clave fortalecerlos”.

En este centro barrial, ubicado en calle 179 Nº 220, la obra de refacción prevé un SUM (salón de usos múltiples destinado a reuniones y capacitaciones), 7 consultorios nuevos, una enfermería, una farmacia, baños (incluido uno para personas con discapacidad) y un patio. Asimismo, las autoridades sanitarias informaron que se sumarán 45 horas de atención de médico clínico, 15 horas de enfermería, 30 horas de pediatría y 20 horas de promotores de salud.

Por su parte, la titular de la Coordinación de Políticas de Atención Primaria de Salud, Diana Díaz, aseguró que “habrá una gran ampliación del centro y tendremos un equipo interdisciplinario” y agregó que se incorporará un consultorio odontológico y un profesional especialista en nutrición.

En la recorrida por las obras también participaron de la recorrida la secretaria de Gobierno, María Ángel Sotolano, y su par de Salud, Miguel Maiztegui.

Simultáneamente, avanzan las obras en los centros Alicia Franco (Bernal Oeste), René Favaloro (Quilmes Este), Arturo Illia (Ezpeleta), La Primavera (Quilmes Oeste), en el CIC 2 de Abril (Ezpeleta), en la Florida (de la localidad homónima), y en Los Eucaliptus y 8 de Octubre (estos dos últimos en San Francisco Solano).

Contemplando las necesidades específicas de cada uno de estos lugares, en líneas generales se proyecta aumentar la cantidad de consultorios (en algunos casos hasta se duplica el número), construir baños para personas con discapacidad y un SUM para que puedan realizarse reuniones informativas relacionadas con el área de salud. También está previsto instalar cámaras y alarmas para reforzar la seguridad. Mientras las obras estén en ejecución, en los casos que se requiera, se dispondrán tráilers con módulos de consultorios y sanitarios para que la gente pueda acceder al servicio sin interrupciones.

En el distrito, la Red AMBA abarca un total de 29 CAPS, entre los cuales habrá 22 renovados y siete construidos a nuevo. El programa beneficiará a 320 mil vecinos y prevé una inversión cercana a los 315 millones de pesos.

La iniciativa es el resultado de un trabajo en conjunto de la Provincia, la Ciudad de Buenos Aires y los 40 municipios que componen el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Con la presencia de 29 CAPS en Quilmes, esta red garantizará que haya un centro de atención primaria a no más de 15 minutos de la casa de cada vecino. Además, se estipulan mejoras en el modelo de gestión y atención con la incorporación de profesionales de distintas especialidades y con la ampliación del horario de atención. También habrá una evolución en el manejo de los sistemas de información a partir de la implementación de la historia clínica electrónica, que permitirá que los médicos puedan acceder de forma inmediata a los datos de sus pacientes.

El nuevo sistema del primer nivel de atención busca consolidar las redes de salud de la región con el objetivo de fortalecer las salas barriales —capaces de resolver el 85% de las consultas más frecuentes— y, así, dejar a los hospitales más aliviados para que puedan dar respuesta oportuna a los casos de urgencia o de alta complejidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario