jueves, 8 de noviembre de 2018

QUILMES: DETIENEN A UN PRÓFUGO DE LA JUSTICIA DE QUILMES EN LA TERMINAL DE RETIRO




“Por ahí no pasen que siempre está la poli”, fue la advertencia que dio uno de los sospechosos. Se trataba de un grupo de cinco hombres que buscaban evadir los controles que emplazó el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, en la terminal de ómnibus de Retiro, Ciudad de Buenos Aires. 


Tras recibir la voz de alto, uno de ellos sacó un arma y amenazó a los efectivos de la Policía Federal Argentina, que lo redujeron y dieron cuenta de su extrema peligrosidad: prófugo de la Justicia de Quilmes, se lo investiga por abuso sexual y complicidad en homicidios, entre otros delitos graves.

Intervino el Juzgado de Garantías N° 3 de departamento judicial de Quilmes.           

“El despliegue permanente de las fuerzas federales en zonas estratégicas es uno de los principales ejes en materia de prevención y lucha contra los delitos complejos. Estamos trabajando todos los días para que los ciudadanos se sientan más tranquilos”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El personal de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- patrullaba el corredor de egreso e ingreso de colectivos urbanos cuando detectó a cinco personas que se habían frenado de golpe. Fue entonces cuando uno de ellos señaló a los demás que debían cambiar de dirección porque en ese sector siempre estaban los policías.

Frente a ello, los uniformados montaron un dispositivo para interceptarlos a la altura del puente peatonal. Allí dieron la voz de alto al que tenía el comportamiento más evasivo. Su reacción fue sacar de entre su ropa una pistola Bersa Thunder 9 milímetros y apuntar contra los policías, pero en ese momento trastabilló y perdió el control del arma.

El resto de los sospechosos aprovechó la situación para huir, pero el fugitivo quiso saltar una reja y quedó enganchado, momento en el que fue apresado. Con la presencia de testigos, se lo identificó. De 32 años, tenía pedido de captura vigente por haber sido cómplice primario del delito de homicidio en dos ocasiones. También se lo acusa de otros hechos graves: amenazas calificadas, tenencia de arma, resistencia a la autoridad, abuso sexual agravado y robo.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario