jueves, 15 de noviembre de 2018

SE ESTRENA "IMPUROS", UN DOCUMENTAL SOBRE LA ZWI MIGDAL


Daniel Pena, escritor e historiador de nuestra ciudad de Avellaneda, nos habla sobre el documental “Impuros” que se estrena hoy.

EL CEMENTERIO DE RUFIANES Y PROSTITUTAS
Junto al Cementerio Israelita de Avellaneda, en Crisólogo Larralde al 4100, hay un sector conocido como el de los “Impuros” y también como “Cementerio de Rufianes y Prostitutas”. El lugar permanece abandonado, se sospecha que ha sido saqueado varias veces y el acceso al público está absolutamente vedado.
“Es una historia tristísima que por suerte tuvo un final feliz a mediados de los años 30. Pero hasta el día de hoy sigue oculta para el público”, nos cuenta Daniel Pena.

LA ZWI MIGDAL
La historia comienza a finales del siglo XIX con la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos Varsovia que, luego de ser expulsada de la colectividad judía, pasaría a llamarse Zwi Migdal, “una sociedad mafiosa que traía al país mujeres engañadas del este de Europa. La mayoría venía de Ucrania, que entonces estaba bajo dominación polaca. La Zwi Migdal les prometía trabajo y matrimonio”.

RAQUEL LIBERMAN
“Todo esto terminó desarmándose a mediados de los años 30 por acción de la justicia y la denuncia de una mujer muy valiente, Raquel Liberman, que promovió la primera denuncia policial y judicial”, continúa Pena. “Provocó una investigación muy grande de los diarios La Nación y La Prensa y fue un escándalo nacional. Las prostitutas que trabajaban ahí eran explotadas salvajemente. La cantidad de dinero que movían pueden traducirse hoy en miles de millones de dólares.”

EL DOCUMENTAL
Sobre el documental en sí, nos informa Daniel Pena: “Comenzó a rodarse hace dos años pero recién ahora sale al público”. Esta noche se estrena a las 19 en el cine Gaumont. “Espero que sirva para concientizar y traer luz sobre un tema que estaba bastante vedado.”



EL CEMENTERIO HOY
Un cementerio cerrado al público es toda una rareza; en otras partes del mundo se los preserva y hasta se los promueve para conocer la historia de las ciudades. “El municipio de Avellaneda tiene todas las herramientas para poder inspeccionar y tener una presencia activa, pero no se preocupa en mantener, preservar y manejarlo como un monumento. Lo tienen absolutamente oculto. Ni se preocupan en forzar al cementerio, que es de administración privada, para que permita el acceso.”

“El régimen de cementerios de Argentina contempla que haya administración privada. Aquí tenemos una sociedad todavía relacionada con la colectividad judía; pero el poder de policía del Estado, el municipio en este caso, tiene facultades para acceder al terreno que, incluso, es un peligro para la salud pública”, concluye el historiador.

Escuchá aquí la entrevista completa:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario