miércoles, 13 de marzo de 2019

GRINDETTI CONTRA EDESUR: UNA LUCHA SIN CUARTEL



A raíz de la denuncia de vecinos, el municipio de Lanús clausuró la sucursal de Edesur.


Una primera notificación intimaba a la empresa de electricidad a poner en condiciones los baños de la sucursal de la avenida Hipólito Yrigoyen al 4600. Los denunciantes eran los propios vecinos que resultaban damnificados por el mal estado de las instalaciones.

Ante la negativa de la empresa a responder el requerimiento municipal, el área de control comunal con Diego Kravetz a la cabeza y con la asistencia de la policía local se presentó en el lugar esta mañana para llevar a cabo la verificación.


La comitiva pudo comprobar que los baños no solo eran insuficientes y efectivamente estaban en muy mal estado, sino que el edificio no contaba con ningún tipo de alarma contra incendio y que la salida de emergencia no cumplía con los requisitos exigidos.

La concurrencia de tales infracciones motivó la inmediata clausura de la sucursal.
Es una nueva batalla en el enfrentamiento entre la empresa de servicios eléctricos y la gestión de Néstor Grindetti. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario