miércoles, 13 de marzo de 2019

Desafectaron al titular y cinco policías de la Comisaría Quinta


Durante la jornada del lunes, una comisión de asuntos internos de la Policía Bonaerense inspeccionó las comisarías Quinta, Séptima y Novena de Quilmes. Esto desembocó en el descabezamiento de la cúpula de la seccional que cubre la jurisdicción de La Cañada, debido al hallazgo de vestigios de marihuana.

La inspección fue encabezada por el auditor general de Asuntos Internos, Guillermo Berra. Fuentes judiciales informaron  que, al revisar las instalaciones de la Comisaría Quinta, hallaron “vestigios putrefactos de una planta de marihuana, que se encontraban dentro de un tacho de basura en un área común”. 

Por tal motivo, Asuntos Internos dio intervención a la Fiscalía Nº 20 de Quilmes, por “hallazgo de estupefacientes”. Sin embargo, la fiscal Clarissa Antonini no tomó temperamento alguno para con el personal policial, debido a que lo hallado no constituía delito, desestimando la causa. 

Pese a ello, Berra dispuso la desafectación inmediata del subcomisario Pablo Avalos, titular de la Comisaría Quinta, y cinco oficiales que se desempeñaban como personal de calle. Ninguno de ellos se encuentra imputado por delito alguno, pero permanecerán apartados de la fuerza hasta tanto se aclare la situación. 

ORIGEN
Tales residuos de la substancia ilícita habrían quedado en el piso durante el traslado de plantas secas incautadas en un allanamiento, confiaron allegados a la dependencia. Es de mencionar que las plantas de marihuana no son recibidas por las fiscalías y deben quedar en las comisarías hasta tanto se sequen para poder ingresarlas como material probatorio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario