martes, 17 de septiembre de 2019

GRAVE DENUNCIA: FERRARESI PERSIGUE A MILITANTES CON PATRULLEROS Y CÁMARAS.



El intendente de Avellaneda utiliza los recursos destinados a la seguridad de los vecinos para perseguir a opositores.


“El domingo a las 12 de la noche estábamos con un grupo de militantes de la Juventud Radical pegando 'paleros' (afiches de publicidad que van en los postes) por la zona de Avenida Mitre y Casella Piñero”, relata el dirigente Fernando Landaburu en los estudios de FM Secla: “Apareció un patrullero de la policía provincial y nos pidió que nos identificáramos”.


QUIÉN ESTABA DETRÁS DE TODO
Landaburu y el resto del grupo accedieron al requerimiento de los uniformados (un hombre y una mujer). “La oficial primero nos dijo que habían recibido un llamado al 911.” Pero, continúa: “después el oficial hombre nos dijo que el pedido era del municipio, que nos había visto por la cámara de seguridad y les había pedido que se nos identificara”.

El incidente terminó sin complicaciones después de la identificación: “Todos le dimos los documentos a los dos policías. Solamente estaban haciendo su trabajo”.


VIGILAR Y CASTIGAR
“Lo curioso”, reflexiona el dirigente radical, “es que no hay ninguna cámara que sirva para prevenir o esclarecer los delitos que preocupan al vecino, pero las utilizan para perseguir a los opositores”.




ANTECEDENTE
En junio de este mismo año, tomó estado público la agresión de un grupo de militantes K encabezados por el concejal Alberto Medaglia en ocasión de la inauguración de un local de Cambiemos en Dock Sud.


INTERNA
Anteriormente, el diputado provincial Hernán Doval del FPV había denunciado también al mismo Ferraresi por el empleo de la misma modalidad (envío de agentes de policía para 'identificar' a militantes que realizaban pegatinas) en lo que fue un escándalo de la interna del kirchnerismo a nivel provincial.

INEFICIENTE O CÓMPLICE
“El municipio nunca detectó delitos con sus cámaras los delitos, siempre fue la cámara particular de algún vecino”, observa el candidato de Juntos Por El Cambio. “El municipio es ineficiente o es cómplice. Sabemos que el personal no está calificado y las cámaras son obsoletas”.


GRAVEDAD
“No es un hecho menor”, concluye Fernando Landaburu, “porque nos habla de un Estado que se utiliza para el control político. Realmente que se persiga con cámaras oficiales a la oposición nos parece grave”.

Escuchá aquí la entrevista completa:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario