miércoles, 11 de septiembre de 2019

"LO ÚNICO QUE HACEN ES MANTENER A MI HIJO ESTABLE Y CON VIDA"


El viernes pasado En La Mira difundióla denuncia de Javier Romero, cuyo hijo estaba estaba internado en el hospital Fiorito a la espera de atención. La solución todavía no llegó y la salud del joven accidentado sigue deteriorándose.


El lunes habíamos recibido información de que la situación del hijo de Javier Romero “iba encaminada” y pronto sería trasladado al hospital El Cruce de Florencio Varela donde se llevarían a cabo las intervenciones requeridas por su accidente. Sin embargo, al día de hoy miércoles no hubo tal traslado y su estado de salud empeora.

TRASLADO
“El viernes me informan a útima hora por mail que se había solicitado el traslado a Florencio Varela y que había sido aprobado”, relata Javier en comunicación telefónica con En La Mira. “La comunicación fue siempre a través del médico de guardia”, agrega. El martes (por ayer) se esperaba poder llevar a Facundo al centro de salud.


Hospital Fiorito de Avellaneda

INCOMUNICACIÓN
Pero el martes en el hospital Fiorito un paro de todo el personal paralizó los trámites y complicó aún más las cosas. “Me dijeron que de Florencio Varela estaban esperando que le comunicaran a qué hora lo iban a llevar. A mí me habían prometido que el martes ya lo llevaban para operarlo”.

URGENCIA
La estado de Facundo no admite más pérdida de tiempo: “Mi hijo está con la mandíbula rota y se alimenta por sonda. Está debilitándose y se le están soldando mal los huesos”.

Hospital El Cruce de Florencio Varela

ABANDONO
Aunque concentrado en resolver el problema de su hijo, Javier advierte que otros pacientes del Fiorito padecen los mismos inconvenientes: “En el hospital no hay gasas, no hay suero. Está todo muy justo. Están todas rotas las máquinas, dicen que no hay reemplazo, que no hay insumos.”

“LAS EXPLICACIONES EN ESTE MOMENTO NO ME SIRVEN DE NADA”
Y la administración del hospital Fiorito sigue dando vueltas y complicando el trámite: “Pedí una información y me dijeron que vaya al hospital de Florencio Varela y pida con la parte de máxilo facial que ellos me iban a explicar. Más que eso no podían decirme acá porque derivaron todos los informes allá.

“ME LO REPITIERON VEINTE VECES”
El reclamo de Javier por el abandono y el destrato de su hijo es contestado con reproches: “Ellos dicen que lo único que hacen es mantener a mi hijo estable y con vida. 'Nosotros le salvamos la vida': eso me lo repitieron veinte veces”.

Escuchá aquí la entrevista completa:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario