lunes, 7 de octubre de 2019

DIVAN: LOS ATAQUES DE PÁNICO


Este lunes, la licenciada Cristina Paulik abordó el preocupante tema de los ataques de pánico, sus causas, su naturaleza y su tratamiento.

El ataque de pánico es un desborde súbito de ansiedad sin motivo aparente. Cuando la causa es presente y manifiesta (por ejemplo, la persona acaba de sufrir un hecho de violencia o recibió una mala noticia), no se puede hablar propiamente de un ataque de pánico. Tampoco hay que confundir los síntomas con los de otras patologías físicas, como un ataque al corazón, pueden ser semejantes. En estos casos, antes de abordar el tratamiento, el analista descartará otras causas derivando al paciente a los especialistas pertinentes.

SEÑALES
Los síntomas de un ataque de pánico son: palpitaciones, sudoración, mareos, náuseas, sensación de muerte, un estado de irrealidad que desorienta por unos instantes la ubicación en tiempo y espacio, etc.

EFECTOS
El temor a sufrir ataques de pánico tiene una influencia perniciosa en la vida social, familiar y laboral del paciente.


INCONSCIENTE
Casi siempre se trata de la manifestación de una problemática inconsciente. La persona no conoce las causas o no las asocia con los síntomas. Este nexo es revelado en la terapia. Entre los motivos más corrientes están una situación de estrés actual, una situación dramática reciente o, más remotamente, problemas o traumas de la infancia.

MECANISMO
El mecanismo del ataque de pánico se activa a partir de un exagerado estado de alerta que deriva en ansiedad y de allí se manifiesta en el cuerpo.

TRATAMIENTO
El tratamiento, en los casos más complicados, puede llegar a durar hasta tres meses con una frecuencia de una o dos sesiones semanales.

A MOVERSE
Una clave para el tratamiento y la prevención de los ataques de pánico es la actividad física. Los beneficios de escapar del sedentarismo y el encierro son inmediatos en la salud mental, la concentración y el bienestar general. También son muy indicados los ejercicios de respiración y meditación.

Escuchá “El Diván” aquí:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario