miércoles, 20 de noviembre de 2019

EN EL BARRIO, FÚTBOL PARA POCOS


En nuestra ciudad, varios espacios de uso público misteriosamente (o quizás no tan misteriosamente) fueron enrejándose y su acceso sometido al arbitrio de sociedades de fomento y punteros del barrio.


Elías se comunicó con En La Mira esta mañana y contó cómo la tradicional canchita del barrio, hasta ayer un potrero, fue mutando para convertirse en un negocio: "La puerta de la cancha que siempre fue del barrio tiene un candado y para jugar te cobran. Supuestamente debería ser para para los pibes".


El vecino de Sarandí posteó su historia en el muro de En La Mira: "Yo le decía a mi nene 'vámonos que está cerrada' y el quería esperar a que abriera. Nos quedamos hasta las 13 que vino alguien de la sociedad de fomento".

"Les dijimos si nos podían abrir la canchita para entrar a jugar. Estábamos esperando desde las 10. Me dijeron que no abrían porque era feriado".

"No es la primera vez que pasa", conluye el vecino.

Escuchá aquí la entrevista completa:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario