miércoles, 6 de noviembre de 2019

ESTAFAS CON VIVIENDAS PREFABRICADAS



Pablo, vecino de Sarandí, nos cuenta el caso de un estafador que se quedó con el dinero del anticipo de una vivienda prefabricada.


Pablo resolvió construir en la terraza de la casa de sus padres y por eso terminó su contrato de alquiler. Necesitaba una vivienda para su familia; su mujer estaba embarazada y pidió un préstamo para pagar el anticipo de una vivienda prefabricada.

FARAÓN
A través de contactos conoció a Ezequiel, supuesto representante de Viviendas Faraón (una franquicia con sede en Córdoba: “El muchacho me pidió la mitad de anticipo y el resto para cuando estuviera completa. Dejé de alquilar y al mes empezó a bicicletear, dejó de llamar y no apareció más”.


SIN LUGAR
De la vivienda cuya mitad había pagado no hubo más novedades. "Estuve veinte días dando vueltas con mi mujer y mi hijo sin lugar donde vivir", cuenta Pablo.

REGUERO
Al difundir la historia por las redes sociales, fueron apareciendo otros damnificados: "Cuando publico la foto de él en facebook empiezan a aparecer varias personas que también tuvieron problemas con este muchacho, a pesar de tener contratos con escribanos y con todos los papeles".

MÁS ESTAFAS
"Otro damnificado me dijo que le armó una casa pero era un desastre.” La actividad del delincuente era variada, pero siempre dirigida al engaño: “Después me fui enterando de otras estafas, con autos y otros negocios".

Luego del mal trago, endeudado y sin casa propia, la situación de nuestro vecino es angustiante: "Estas cosas te arruinan. A mí me mató. La otra noche caí con un pico de estrés en el hospital. Estoy con las cuentas hasta el cogote".

Escuchá aquí la entrevista completa:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario