martes, 17 de diciembre de 2019

"EL DÍA QUE ME DIERON EL ALTA NADIE LO PODÍA CREER"


El último fin de semana de marzo de este año, la noticia impactó a todo el país por su grado de violencia (registrado por las cámaras de seguridad y repetido ad nauseam durante los siguientes días) y porque involucraba a policías de la federal y de la bonaerense, estos últimos organizados para extorsionar a una pareja de supuestos narcotraficantes. Claudio De Carlo fue el policía federal que resultó más gravemente herido en aquel tiroteo en el Parque Comercial Avellaneda (Auchan).


Fueron dos meses en coma después de recibir seis disparos a corta distancia. “Tengo nueve placas de titanio en todo el cuerpo, falta de sensibilidad, la mitad de la lengua no la siento, el maxilar destruido. Pero estoy acá y camino”, cuenta Claudio, hoy completamente recuperado y vuelto a la vida normal.



RECUPERACIÓN
Si bien aquella misma noche se supo que su vida no corría peligro, los médicos calcularon la recuperación completa para un plazo no menor al año y medio. “El día que me dieron el alta no lo podían creer”, recuerda el agente.


AL BORDE
Durante el tiempo de internación era consciente de lo que sucedía a su alrededor, aunque no podía moverse. “Me desperté con cuatro mangueras de cada lado del cuerpo, respirador artificial. Yo creo que estaba más allá que acá. Sentía que no respiraba.”


SALIR
Acerca del estímulo necesario para salir adelante en una situación tan crítica, Claudio recuerda: “El motor de todo es el amor. Cuando empezas a ver la gente que viene y llora te decís a vos mismo: 'de esta tenés que salir'.”


PARTE DE TODO
La música juega un papel importante en la vida de Claudio, junto con la familia y su fe en Dios. Desde el 2011 canta y toca la guitarra en una banda de rock llamada “Parte de Todo”: “Me gusta mucho componer. Todas las letras que había escrito, increíblemente, tenían algo que ver con esto que me pasó y eso me sirvió para salir adelante en lo psicológico”.


LO IMPORTANTE
“Disfrutar de la familia, poder entender y encontrarle el sentido a vivir. Comprender que estamos de paso. No sabemos qué hay del otro lado. Podemos decir que los milagros existen.”

Escuchá aquí la entrevista completa:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario