miércoles, 11 de diciembre de 2019

ELENA REYMONDES: "NUESTRO CORAZONCITO SIEMPRE ESTUVO EN EL HOSPITAL"


La administración del Hospital Perón no solo ha enfrentado y superado las dificultades propias de un centro de salud, sino que también los ataques y el sabotaje constante de sindicatos opositores con apoyo de sectores de la política local. Las dras. Elena Reymondes y Cristina Gaitán se acercaron al estudio de FM SECLA para hacer un balance de su gestión.


“Fue intenso. Tratamos de dar lo mejor que pudimos y no nos arrepentimos. Tuvimos muchos obstáculos pero también muchas satisfacciones”, resume Elena Reymondes. El equipo que administró el hospital durante estos últimos años deja el cargo con un centro de salud completamente renovado, mejorado y en óptimo funcionamiento.


DESGASTE
“Nuestros teléfonos siempre estuvieron a disposición de todos, todo el tiempo. Lo que más nos desgastó fue la máquina de impedir: los sabotajes, la calumnia, la mala onda”, detalla Cristina Gaitán.


LOS MUCHACHOS
Desde los primeros días, la resistencia de los sindicatos y ciertos sectores de la política local a la gestión del equipo de Reymondes llegó a niveles inusitados de violencia. Hubo rotura de ascensores, obstrucción de cañerías, daños a sanitarios y otras instalaciones, inundaciones de habitaciones y hasta incendios. Líderes gremiales decretaban paros y quites de colaboraciones intempestuosos, una mala predisposición constante e hicieron presentes sus grupos de choque.





LOGROS
A pesar de todo, es posible hacer una prolija enumeración de obras que mejoraron sustancialmente la calidad de atención del centro de salud.

TRIAGE
“La dinámica de atención es del primer mundo”, indica Reymondes. Se trata de un estudio inmediato de los casos recibidos para ser derivados con la mayor rapidez a las distintas áreas de consulta y tratamiento.

NEONATOLOGÍA
“Cuenta con 19 camitas, además de los aislados. Falta todavía pero la mayor parte está hecha”, detalla la directora saliente.


TERAPIA
“Se hizo nuevo el servicio de recuperación cardiovascular y en el segundo piso se inauguraron servicios de terapia intensiva y terapia intermedia”, sigue enumerando Reymondes.

CONSULTORIOS
“Habilitamos un sector de traumatología que hacía años que estaba clausurado. Ampliamos el servicio de odontología e incorporamos el angiógrafo nuevo. Hemos recibido mucha aparatología nueva”.

ADMINISTRACIÓN
Las doctoras destacan la conformación de un buen equipo,que aún a pesar de las diferencias en algunos temas, se propuso sacar el hospital adelante y administrar las cuentas con toda la transparencia posible. “No éramos amigos ni nada por el estilo, pero nos únía el compromiso que teníamos con el hospital”, comenta Cristina Gaitán. A veces la cantidad de problemas podía ser abrumadora: “Si aflojaba uno lo sostenía el otro”.


DESPEDIDA
“Nos jubilamos después de muchos años de hospital. Se pudo haber hecho muchas más cosas pero estamos contentas con el resultado. Nuestro corazoncito siempre estuvo en el hospital”, concluye Elena Reymondes.
“El hospital lo conocí como estudiante”, recuerda Cristina Gaitán, “ahí hice empecé mi carrera. Agradezco a todo los colegas que nos acompañaron. Ayer tuvimos una despedida muy emotiva. A los que nos pusieron palos en la rueda les salió mal porque a pesar de todo lo logramos”.

Escuchá aquí la entrevista completa:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario