sábado, 1 de febrero de 2020

SALUD: ¡DEJÁ DE TOCARTE LA CARA!



La nueva década nos trajo un coronavirus semejante al SARS y causante de neumonía, que ya a ha infectado a por lo menos 9.000 personas y terminado con la vida de otras 200 en todo el mundo. Si estás alarmado por el virus de Wuhan, hay una cosa que podés hacer por tu salud y la de los otros: ¡dejá de tocarte la cara!


Cuando nos tocamos la cara podemos contaminarnos con gérmenes potencialmente peligrosos de las superficies que tocaron recientemente nuestras manos. Estos fomites (otro nombre para los objetos o superficies infecciosas) pueden albergar restos invisibles de heces o mucosidades dejadas por otra persona que no se lavó las manos.

Y sí: seguramente te dijeron que no te tocaras la cara cuando eran un chico y dejaste de hacer caso cuando fuiste creciendo.

Un pequeño estudio de 2015 calculaba que la gente toca sus caras aproximadamente 23 veces por hora, la mitad de esas veces en las áreas mucosas: boca, nariz y ojos. Otro estudio de 2013 encontró que la gente en la vía pública toca superficies con gérmenes un promedio de 3,3 veces por hora y también sus bocas y narices un promedio de 3,6 veces por hora. Estas partes de nuestra cara son casualmente la vía de entrada perfecta para infinidad de gérmenes, incluído el nuevo coronavirus.

Por ahora no deberíamos temer tanto al virus de Wuhan en el resto del mundo cuando enfermedades como la gripe están causan estragos entre nosotros. En lo que se puede considerar una temporada tranquila, este año el virus de la gripe ha infectado a 19 millones de personas, causó 180.000 internaciones y más de 10.000 muertes solo en EEUU. Y no es solamente la gripe. Aquí una breve lista de enfermedades que se pueden contagiar a través del contacto con la cara y que cada año afectan a los norteamericanos:
  • - Norovirus (causante de gastroenteritis viral)
  • - Hepatitis A
  • - Cientos de virus que causan el resfrío común
  • - Conjuntivitis
  • - Infecciones por estafilicocos, incluídos los más resistentes
  • - Por último, pero no menos importante, tumores cerebrales por teniasis;


Conociendo nuestra naturaleza, no se puede esperar que dejemos de tocarnos las caras del día a la mañana. Pero hay mucho que ganar si podemos cortar con este hábito e implementamos otros más saludables, como el lavado frecuente de manos (con jabón, por lo menos durante 20 segundos). Un estudio de 2008 encontró, por ejemplo, que la gente que tocaba muy raramente sus caras era 80% menos proclive a contagiarse la gripe comparados con quienes se tocaban la cara más frecuentemente. Difrerencia que solo puede achicarse si incorporan el hábito del lavado de manos.

Mientras que una mascarilla no prevenir la enfermedad (tampoco el coronavirus) por sí misma, al menos te obliga a mantener tus garras lejos de tu cara. Es un hábito sencillo que vale la pena adoptar sin importar qué pase con el virus de Wuhan o cualquier otra epidemia en el futuro. Robert Ambler, ex director del Centro de Control de Enfermedades y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de New York nos dice:

“No sabemos mucho del nuevo coronavirus aún. Mientras tanto, sí sabemos que quienes están enfermos no deberían ir a trabajar ni asistir a la escuela. Deberían quedarse en casa. Y la gente sana debería lavarse frecuentemente las manos y evitar tocarse la cara”,

Nota original en inglés

Columnista de divulgación científica de Gizmodo y amante de los pugs.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario